QUEMADURAS LEVES. COMO REALIZAR LOS PRIMEROS AUXILIOS

QUEMADURAS LEVES

Una quemadura es el daño a los tejidos del cuerpo causadas por el calor, productos químicos, electricidad, luz solar o radiación.

La gravedad de las quemaduras y su profundidad van a depender de la cantidad de calor, de la fuente de calor, del tiempo de exposición y de la superficie del cuerpo afectada.

Las quemaduras se dividen en tres grupos fundamentales:

quemaduras 01

Quemaduras de primer, segundo y tecer grado

Quemaduras de primer grado: Las quemaduras de primer grado afectan sólo la epidermis, o capa externa de la piel. El lugar de la quemadura duele, no presenta ampollas y tiene un aspecto enrojecido y seco. Un ejemplo sería una quemadura solar leve

Quemaduras de segundo grado: Las quemaduras de segundo grado (también conocidas como quemaduras de espesor parcial) involucran la epidermis y parte de la capa de la dermis de la piel. El sitio de la quemadura se ve rojo, con ampollas y puede estar inflamado y ser doloroso.

Quemaduras de tercer grado: Una quemadura de tercer grado se conoce como una quemadura de espesor total. Este tipo de quemaduras destruye la capa exterior de la piel (epidermis) y toda la capa debajo (la dermis).

Aún hay un cuarto grupo de menor interés general que son las Quemaduras de cuarto grado: Las quemaduras de cuarto grado también dañan los huesos, músculos y tendones subyacentes. No hay ningún tipo de sensibilidad en la zona afectada ya que las terminales nerviosas han sido destruidas.

Otro criterio importante de la gravedad de las quemaduras es la extensión. Cuanto más extensa es una quemadura más grave es. A partir del 10% de la superficie afectada por quemaduras se considerará importante y se calcula fácilmente si tenemos en cuenta que la palma o dorso de la mano de la persona afectada se considera un 1% de la superficie corporal, si esa persona tiene afectada una zona como "diez manos" aproximadamente la quemadura es importante. La mano completa es un 1.5%

PRIMEROS AUXILIOS EN QUEMADURAS MENORES TÉRMICAS O POR CALOR

En quemaduras térmicas o por calor leves

Se separa la persona de la zona que esté provocando la quemadura.

Deje correr agua fría sobre la zona de la quemadura o sumerja la zona en agua fría (no helada).

Mantenga la zona en el agua durante al menos 5 minutos. Una toalla limpia, húmeda y fría también ayuda a reducir el dolor.

Calme y reconforte a la persona.

Hay que retirar los relojes, joyas, anillos ...etc de la zona afectada para evitar que compriman cuando la zona se inflame y afecte a la circulación sanguínea.

NO RETIRAR nada que se haya quedado pegado en la zona quemada

Cubrir la zona de las quemaduras y zonas de alrededor con gasas estériles, nunca con vendas adhesivas ni esparadrapo que esté en contacto con la piel afectada. Si no disponemos de gasas en ese momento podemos usar un paño limpio que no contenga pelusas. No utilizar algodón

En quemaduras leves se traslada posteriormente al Centro de Salud para ser revaluado.

Verificación de vacunación anti-tetánica.

Casos especiales: Las quemaduras de las manos y pies, de segundo grado, hay que tener cuidado de no unir los dedos e interponer gasas entre los dedo para que no se formen adherencias. En quemaduras de mamas de segundo grado aunque la extensión sea menos del 10% se considerará como importante igualmente en zonas genitales y en las flexuras de codos y rodillas así como en cara.

No obstante la mejor solución es el traslado para evaluación por personal sanitario.

Se puede administrar algún analgésico que tome habitualmente la persona afectada para los dolores como paracetamol, metamizol o ibuprofeno