BI-RADS son las siglas del inglés Breast Imaging Report and Database System, una herramienta radiográfica que garantiza la calidad durante los informes de las mamografías

BI-RADS 031

Habitualmente nos encontramos en los informes de las mamografías y de las ecografías mamarias en sus conclusiones que se indica la «categoría Bi-rads» y hoy aquí explicamos a qué se refiere dicha clasificacion.

Los informes tanto de mamografías como de ecografías mamarias deben de incluir los siguientes apartados:

1.- Motivo de la solicitud.

2.- Tipo de exploración que se realiza.

3.- Descripción de la composición tisular: hay 4 tipos de patrones monográficos normales: mamas grasas, de densidad media , heterogéneamente densas y patrón denso.

4.- Tipo de lesiones encontradas.

5.- Conducta a seguir.

6.- Categoría BI RADS

BI-RADS son las siglas del inglés Breast Imaging Report and Database System, una herramienta radiográfica que garantiza la calidad durante los informes de las mamografías. El sistema, publicado y registrado en 1992 por el Colegio Americano de Radiología (ACR), es un esfuerzo colaborativo de varios grupos de salud. El documento se fundamenta en un mismo informe estándar usado por todo profesional médico, no necesariamente en el mismo estilo de los informes que son entregados a los pacientes.

Ha sufrido varias revisiones, la última en 2003, subdiviendo la categoría BI-RADS 4 en 3 subcategorías e incluyendo también los informes de ecografía mamaria y RM

Siendo que el BI-RADS es un sistema de control de calidad, su uso diario implica una evaluación en categorías numéricas de una mamografía, asignado por el medico radiologo e imagenologo radiólogo después de interpretar la mamografía. Ello permite que se presente un informe radiológico uniforme y conciso y que puede ser entendido por múltiples médicos o centros hospitalarios. Consta de 7 clases diferentes de acuerdo a su estadificación, la categoría 6 fue añadida en la 4ta edición del atlas de mamografía:

Clase 0. Radiografía insuficiente, necesita una evaluación adicional con otro estudio, no es posible determinar alguna patología.

Clase I. Mamografía negativa a malignidad, sin ganglios o calcificaciones. 0% de posibilidades de cáncer.

Incluye dentro de los hallazgos benignos: quistes simples, prótesis mamarias, fibroadenomas calcificados o que no han variado en distintos estudios, cambios postquirúrgicos estables, ganglios intramamarios… Requiere controles habituales

Clase II. Mamografía negativa a malignidad, pero con hallazgos benignos (ganglios intramamarios, calcificaciones benignas, etc). 0% de posibilidades de cáncer.Imágenes de este tipo son el fibroadenoma calcificado, calcificaciones de tipo secretor, lesiones con contenido graso (quistes oleosos, lipomas, galactoceles), lesiones con contenido mixto como el hamartoma.Ganglio intramamario, calcificaciones vasculares, distorsión relacionada con cirugía previa.

Clase III. Resultado con probable benignidad, pero que requiere control a 6 meses. Puede presentar nódulos circunscritos o algún grupo pequeño de calcificaciones puntiformes y redondeadas. 2.24% de posibilidades de cáncer.

Clase IV. Resultado dudoso de malignidad. Requiere una confirmación histopatológica. Consta de 3 grados de acuerdo con su porcentaje de malignidad que van del 3 al 94%.

Categoría IV.A.- Baja sospecha de malignidad. 3 a 49% La lesión más representativa de de este grupo sería la masa palpable parcialmente circunscrita con ecografía que sugiere fibroadenoma, quiste complicado palpable o absceso. Si la biopsia es negativa se deberá realizar un seguimiento a los 6 meses.

Categoría IV.B.- Sospecha intermedia de malignidad. 50 a 89%. Esta categoría incluye las masas parcialmente circunscritas con márgenes parcialmente indistinguibles que resultan fibroadenoma, necrosis grasa o papiloma. La conducta a seguir en caso de biopsia negativa, es el seguimiento según la concordancia clínico-radiológica.

Categoría IV.C.- Sospecha moderada de malignidad. 90 a 94%.En esta categoría se clasifican las masas mal definidas, irregulares, sólidas, y las calcificaciones pleomórficas de nueva aparición. Si la biopsia de estas lesiones es negativa, es imperativo un control a los 6 meses.

Clase V. Alta sospecha de malignidad. Requiere biopsia para confirmar diagnóstico. >95% de posibilidades de malignidad. Las imágenes más representativas de este grupo son las masas de contornos irregulares y especulados y las microcalcificaciones irregulares con disposición lineal, ductal o arboriforme.Debe de realizarse la acción más apropiada.

Clase VI. Malignidad comprobada mediante biopsia. Esta categoría se añadió para aquellos hallazgos en la mama confirmados como malignos por biopsia, pero antes de iniciarse un tratamiento definitivo como exéresis quirúrgica,tratamiento quimioterápico o mastectomía.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies