REMEDIOS PARA LA TOS

Remedios para la tos, con ello nos referimos a una serie de sustancias  que nos alivien la tos cuando ésta, lejos de ser una solución para la defensa del organismo y se vuelve en un problema en sí mismo.

¿Qué es la tos?

La tos es uno de los síntomas más frecuentes y una de las principales causas de consulta al médico de familia.

La tos es uno de los mecanismos de defensa del aparato respiratorio. La tos está destinada a eliminar secreciones y cuerpos extraños para poder mantener la vía aérea limpia y abierta.

Cuando una persona se atora comiendo y presenta signos de asfixia lo primero que se le dice estando consciente es que tosa y se le golpea entre las paletillas con las manos para intentar expulsar el cuerpo extraño del árbol respiratorio.

La tos suele ceder de forma espontánea en menos de 15 días si no cede en ese tiempo de consultar con su médico.

Clases de tos

La tos se divide principalmente en dos grandes clases o grupos :

Tos productiva que produce expulsión o movimiento de mucosidad del árbol respiratorio al toser, es lo que se llama producir expectoración o flema

Tos seca o irritativa, que es la tos que no produce mucosidad o flema

Causas de la tos

La causa más frecuente de tos aguda son las infecciones de las vías aéreas superiores (catarros).

Existen otras causas como alergias, asma, producida por inhalación de humo, producida por medicamentos como algunos antihipertensivos, cardiaca.... Pero aquí nos centraremos en la principal causa, por su frecuencia que son las infecciones de las vías aéreas superiores.

Cuando somos contagiados por un microbio, (virus o bacterias) cosa que sucede con mucha frecuencia en los meses fríos del año, (los microbios son expulsados al hablar, estornudar o toser) producimos como primera defensa una película de moco en las paredes de las vías respiratorias.

Este moco actúa como una barrera para impedir que el microbio invasor se multiplique y penetre en el individuo sano haciendo posible que estos catarros se puedan resolver sin medicación en una o dos semanas.

Dependiendo del tipo de microbio, el moco se elimina con la tos o, lo que es más frecuente, o tragado hasta el estómago, donde ya no hace daño.

Por tanto, la tos unas veces impide que el moco de la nariz y garganta pase al pulmón, otras limpia las vías respiratorias inferiores situadas en el pulmón.

Gracias a la tos, podemos impedir que catarros evolucionen hacia  bronquitis o neumonía.

Sin embargo los niños, como remedios para la tos,  reciben con mucha frecuencia medicamentos para combatirla. No debería eliminarse la tos, debe tratarse cuando ello sea posible la causa que la produce, no el síntoma.

Remedios para la tos

Aunque existen en el mercado farmacéutico, como remedios para la tos, múltiples medicamentos, la tos no debe de tratarse con calmantes, mucolíticos, expectorantes, antihistamínicos o descongestionantes nasales habitualmente, solo cuando esté indicado.

Algunos de los productos farmacéuticos, hay que tener en cuenta que, a dosis altas, pueden tener efectos contraproducentes y tóxicos, cuyo empleo muy pocas veces está justificado. Si se utilizan siempre debe de ser bajo control médico.

Dependiendo del mecanismo de la tos se pueden usar los diferentes remedios para la tos

Ya centrándonos en el tema diremos primero que hay:

1.- Normas generales como remedios para la tos,

Los antibióticos no son eficaces para el tratamiento de los catarros y están contraindicados ya que no solo puede perjudicar debilitando a la persona que lo padece como que estamos gastando inútilmente un fármaco que cuando nos haga falta de verdad va a tener menos potencia por haberlo usado con excesiva frecuencia y sin motivo claro.

Hay que evitar exponerlos al humo del tabaco y por tanto no se debe de fumar en casa. Este consejo es válido siempre pero más importante cuando los niños tienen tos.

El riesgo de contagio de catarros y por tanto de circunstancias que generen tos se consiguen evitar con lavados de manos.

Sin embargo, en algunas ocasiones la tos puede necesitar otros tratamientos, no antitusígenos, por ejemplo cuando se acompaña de fiebre y decaimiento o cuando hay pitos o silbidos y dificultad al respirar ó tos perruna que proviene de la laringe. En estas situaciones se pueden necesitar antibióticos o medicamentos para dilatar los bronquios. En estos casos la prescripción del tipo y dosis de fármacos, lógicamente debe realizarla un médico

2.-  Tos con mocos o flema . Remedios para la tos.

Si la tos está producida por un cuadro catarral que produce abundante mucosidad en las vías aéreas o es un fumador habitual, como norma general, debe de beber abundante líquido durante todo el día ya que en este caso la tos es un mecanismo defensivo que intenta expulsar la mucosidad del árbol respiratorio y cuando más líquido se aporte al organismo más fluida estará la mucosidad y será más fácil de expulsarla.

Además en los casos de la tos con flema lo que nos interesa es facilitar la expulsión del moco que produce la tos, no usar los antitusígenos directamente, que impiden que la tos los expulse y acabe con una infección del árbol respiratorio.

Los fármacos que se usan de venta en farmacia que facilitan la ruptura del moco se llaman mucolíticos

Estos mucolíticos se dispensan en farmacias en forma de jarabes, capsulas , comprimidos efervescentes, habitualmente

Dentro de ellos en las farmacias se puede encontrar e forma más habitual la acetilcisteina y el  ambroxol.

No tomar mucolíticos por la noche, producen movimiento de mocos  tos molesta que impide el sueño , mejor tomarlos de día.

Pero si mantenemos estos remedios todo el día por la noche no se puede dormir y acaba agotando al paciente por lo que en algunos casos (consultar antes con su médico) se puede cortar algo la tos, por las noches, con el fin de que se pueda producir un descanso reparador.

La tos asmática se produce o estrechamiento de la vía aérea y por producción alta de mocos. El tratamiento de la tos asmática es fundamentalmente mediante medicamento boncodilatadores que deben de ser indicados por su médico

3.- Tos seca o irritativa. Remedios para la tos

La tos seca, también conocida como tos irritativa, tos improductiva o tos nerviosa, no conlleva expectoración, es decir, no se elimina mucosidad, y es una tos que irrita las vías respiratorias agravando el problema de la tos cada vez más.

Este tipo de tos se puede tratar eliminándola ya que no es una tos que tenga una función defensiva y más bien es irritativa produciendo importantes molestias.

Los medicamentos más habituales que se dispensan en las farmacias están compuestos de codeina y destrometorfano y antihistamínicos en forma de jarabes o comprimidos, habitualmente.

En este caso están indicados los jarabes o comprimidos de venta en farmacias por indicación médica contra la tos y hay que tener claro esto ya que son fármacos que pueden interactuar con otros medicamentos , tienen unas edades mínimas a partir de las cuales se pueden proporcionar y tienen efectos secundarios ya que su lugar de acción es a nivel del Sistema Nerviosos Central.

Remedios caseros para la tos

Limón y miel

( La miel no está indicada en menores de 12 meses)

El limón y la miel son un remedio muy útil para tratar la tos fundamentalmente por la noche

La preparación es tan sencilla como en una taza, como de té, calentar algo de agua a la que se le añade una o dos cucharadas de miel más el zumo de medio limón.

La infusión debe de tomarse templada, ni fría ni caliente.

La infusión de limón y miel es ideal para la tos procedente de la irritación de la garganta.

 

Cebolla y miel. Remedios para la tos

( La miel no está indicada en menores de 12 meses)

Las cebolla  tiene propiedades antinflamatorias, antibacterianas y antimicóticas.

Todo ello hace que se convierta en un excelente tratamiento para resfriados, congestiones nasales y un conocido remedio para la tos que se pude utilizar en caso de tos seca.

Para usarlo como remedio para la tos se toma en forma de jarabe a base de miel y cebolla o como infusión de este mismo jarabe.

La preparación del jarabe se hace utilizando una cebolla cortada y se coloca dentro de un frasco de vidrio.

Se vierte suficiente miel para cubrir los trozos de cebolla y  se tapa bien el frasco y se deja reposar  al menos durante 8-12 horas.

La cebolla segregará su jugo y se combinará con la miel facilitando así su efecto como remedio para la tos.

Se suelen tomar 1-3 cucharadas, dos veces al día o mezcla con un poco de agua caliente y entoncesbebe como una infusión.

Los trozos de cebolla se pueden dejar junto con la miel o simplemente colarlo.

Las preparaciones de jarabe de cebolla con miel como remedio para la tos pueden durar hasta un par de días guardándolo en un frigorífico.

Precauciones con el uso de la cebolla

Algunos medicamentos que reaccionan con los componentes de la cebolla son la aspririna, los medicamentos para la diabetes, los anticoagulantes y antiplaquetarios, y el litio. Se debe consultar a un médico para conocer qué efectos puede tener el consumo de cebolla si toma alguno de dichos medicamentos.

Té de jenjibre como remedio para la tos

( La miel no está indicada en menores de 12 meses)

El jengibre cuenta con propiedades expectorantes y contra la tos y ayudan a combatir los resfriados, ya sean con tos con mucosidad como tos seca.

Una taza de té de jengibre caliente puede ayudar a controlar la tos fuerte y eliminar la mucosidad bronquial, lo que disminuye las molestias causadas por las gripes y los resfriados..

Hervir 2 tazas de agua con unos 25 gramos ( una onza aproximadamente) de jengibre fresco picado. Se deja hirviendo de 5 a 10 minutos y posteriormente se le agrega un par de cucharadas de miel,  jugo de medo limón . Se deja reposar otros 10 minutos y se consume una taza, dos o tres veces al día.