QUEMADURAS GRAVES. PRIMEROS AUXILIOS

Las quemaduras graves tienen tal consideración tanto por extensión y/o por profundidad de las heridas.

Es decir las quemaduras extensas y/o profundas son las que tienen consideración de graves

También tienen consideración de quemaduras graves las que son producidas por productos químicos.

En general si es por fuego y prende en la ropa de una persona lo mejor que se puede hacer es que ruede por el suelo y/o echarle una manta o abrigo por encima con el fin de quitarle oxígeno al fuego. También se puede rociar con agua.

En estas situaciones se debe de llamar al teléfono de emergencias médicas disponible (112 en la Unión Europea, 911 en los Estados Unidos, por ejemplo)

Asegurarnos de que hemos aislado a la persona de la fuente de calor..

NO le quite las ropas quemadas que estén pegadas a la piel.

Comprobar la respiración de la persona y en caso de necesidad comenzar a realizar las maniobras de resucitación cardio pulmonar.

Téngase en cuenta que solo la respiración de aire a alta temperatura puede provocar inflamación de la glotis y traquea y provocar una situación en la que la respiración puede ser dificultosa.

Cubra la zona de la quemadura con un vendaje estéril y seco (si lo hay) o una tela limpia. Una sábana es suficiente si la zona de la quemadura es extensa. NO aplique ungüentos. Evite reventar cualquier ampolla causada por la quemadura.

Si los dedos de las manos o de los pies sufrieron quemaduras, sepárelos con compresas secas, estériles y antiadhesivas. Proteja la zona de presiones y fricciones.

Acueste a la persona afectada por las quemaduras horizontalmente.
Levántele los pies unos 30 centímetros (Unas 12 pulgadas).
Cúbrala con una manta o abrigo.
Continúe vigilando el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial ( si es posible) de la persona hasta que llegue la ayuda médica.

LO QUE NO SE DEBE DE HACER EN QUEMADURAS GRAVES

NO aplique ungüentos, mantequilla, hielo, medicamentos, cremas, aceites en aerosol ni ningún otro remedio casero en las quemaduras graves.
NO respire, sople ni tosa sobre la quemadura.
NO toque la piel muerta o ampollada.
NO retire la ropa que esté pegada a la piel.
NO administre nada a la persona por vía oral si hay una quemadura grave.
NO ponga una quemadura grave en agua fría, pues esto puede causar shock (choque).
NO coloque una almohada debajo de la cabeza de la persona si hay quemaduras de las vías respiratorias, porque esto puede cerrarlas.