INTOLERANCIA A LA LACTOSA

La intolerancia a la lactosa es una incapacidad total o parcial que tiene una persona para poder absorber el azúcar de la leche que se llama lactosa por lo que se produce una serie de alteraciones abdominales y metabólicas.

La lactosa en un azúcar (disacárido), que se encuentra en la leche de los mamíferos y por tanto también en la humana, y que necesita ser dividida en dos moléculas (glucosa y galactosa) para que de esta forma se puedan asimilar por el organismo.
 La enzima que consigue dividir la molécula de lactosa en glucosa y galactosa se denomina lactasa y existe a nivel de las vellosidades intestinales.

 Los bebés también producen lactasa para poder tomar la leche materna (y preparados artificiales que contengan lactosa) y es de gran importancia pues es el principal hidrato de carbono en la alimentación de los primeros meses de vida.

Los niños nacidos a término generalmente no muestran signos de esta intolerancia hasta que tienen al menos tres años de edad pero los bebés prematuros a veces tienen intolerancia a la lactosa.
La intolerancia a la lactosa se produce por dos mecanismos fundamentales:
Deficiencia primaria de lactasa.-
a.- Malabsorción de lactosa “geográfica”, que se produce fundamentalmente en personas asiáticas o africanas.
·         En las personas de raza negra, la afección a menudo ya se presenta a los dos años de edad.
·         La intolerancia a la lactosa es normal entre adultos de origen étnico asiático, africano y nativos americanos.
b.- Déficit de lactasa en el desarrollo como consecuencia de la prematuridad, fundamentalmente en recién nacidos de menos de 32 semanas de gestación.
c.- Déficit congénito de lactasa, trastorno genético (autosómico recesivo) infrecuente que puede llegar a ser muy grave si se mantiene la dieta con lactosa.

Deficiencia secundaria de lactasa.-

a.- Afectación de la superficie intestinal  que curse al menos con una aplanamiento de las vellosidades como en :
·       Enfermedad celiaca, que es una enfermedad inflamatoria intestinal provocada por intolerancia a una proteina, la gliadina, que se enecuentra en los cereales.
·         Enfermedad de Crohn. Es una enfermedad inflamatoria intestinal de posible origen autoinmune
·        Enteritis actínica. Es una afectación intestinal provocada por el  efecto de las radiaciones intestinales, generalmente en el tratamiento de tumores.

b.- Por alteraciones flora bacteriana:

·       En la giardasis, que es una enfermedad parasitaria producida por la Giardia lamblia, que tiene relación con la toma de agua de lagos o rios donde puede haber ganado o animales silvestres contaminados. Entre sus síntomas, fundamentalmente diarrea, se encuentra la intolerancia a la lactosa que puede producir.
·        Enfermedad de Wipple. Provocada por la infección de una bacteria llamada Tropheryma whippelii cursa con artritis, dolores abdominales y problemas de malabsorción.

c.- Alteraciones morfológicas graves:

·         Como en las intervenciones intestinales con resección de zonas intestinales

 

INTOLERANCIA A LA LACTOSA SINTOMATOLOGÍA

Los síntomas se presentan frecuentemente de 30 minutos a dos horas después de comer o beber productos lácteos.
La llegada de hidratos de carbono a la zona de colon sin haber sido absorbidos antes por el organismo genera que sean fermentados con lo que se produce un pH ácido en las heces lo que da lugar a:
  • Ganas continuas de defecación 
  • Dolor abdominal , sobre todo , a nivel de alrededor del ombligo
  • Gases  
  • Diarreas acuosas ( que ceden con el ayuno)  
  • Nauseas y vómitos
Los niños pequeños  pueden presentar:     
  • Retraso del crecimiento  
  • Diarrea abundante que puede dar lugar a deshidratación
Es frecuente la asociación al síndrome del intestino irritable y en ocasiones es necesario recurrir a los test del aliento para establecer el diagnóstico diferencial
Los síntomas se alivian o desparecen al dejar de consumir estos productos lácteos.

INTOLERANCIA A LA LACTOSA DIAGNÓSTICO

Para el diagnóstico de intolerancia a la lactosa basta con presentar la sintomatología descrita y que estén relacionados directamente con la ingesta de leche o derivados lácteos y que desaparecen con la eliminación de los mismos en la dieta
Para el diagnóstico de"malabsorción de lactosa" se necesita un cuadro clínico compatible confirmado con un test de absorción o malabsorción de la lactosa.
Prueba de tolerancia a la lactosa.-
Esta prueba mide la capacidad de absorción de lactosa.
Se administran 50 gramos de lactosa (2mg/kg en niños) y se toman muestras del nivel de glucosa al inicio de la prueba a la primera hora y  a las dos horas. Si el aumento de la glucosa es por debajo de 20 mg/dl junto con la existencia de los síntomas es diagnóstico.
Esta prueba no se puede realizar en pacientes diabéticos o con sospecha de sobrecrecimiento bacteriano
Prueba del hidrógeno exhalado.-
Esta prueba demuestra la no absorción de lactosa.

Tiene una especificidad mayor que la prueba de la absorción. Se administra al sujeto máximo de 25 g de lactosa y se mide en intervalos de 30 minutos durante tres horas las partes por millón de hidrógeno exhalado.

Niveles por debajo de 10 ppm son normales
Niveles entre 10 ppm y 20 ppm son dudosos
Niveles por encima de 20 ppm son diagnósticos de Malabsorción de lactosa
OTRA PRUEBAS.- Test genéticos.- Estudios recientes establecen que la actividad de la lactasa está asociada a la presencia de dos polimorfismos identificados en el gen MCM6. Este método consiste en extraer y amplificar el ADN de una muestra -de sangre o saliva del paciente-  puediendo determinarse si un paciente es intolerante a la lactosa o no

INTOLERANCIA A LA LACTOSA TRATAMIENTO

El tratamiento es fundamentalmente dietético, eliminando de la dieta los alimentos que contengan lactosa
En caso de déficit secundario debe de sumarse el tratamiento de la enfermedad que lo ha provocado.
Generalmente la dieta estricta sin lactosa solo es necesario en cortos periodos de tiempo, ya que en pequeñas cantidades pueden ser adecuadamente asimiladas, siendo el límite habitual tolerable de 240 cc de leche.
El yogur y el queso son mejor tolerados, así como la toma de leche con cereales  por el retraso de la absorción .Los bebés menores de dos años toleran bien fórmulas lacteas con soja.
Existen preparados comerciales de lactasa, generalmente proveniente de las bacterias y hongos que, si bien pueden mejorar los síntomas, habitualmente no son suficientes para conseguir asimilar toda la lactosa ingerida en un adieta libre convencional.
No son definitivos los reultados obtenidos con la utilización de productos probióticos
En pacientes seleccionados con una eliminación completa de lactosa en la dieta pueden estar indicados los suplementos con calcio y/o vitamina D Existen leches y preparados lácteos   sin lactosa,  pero en paises con dificultad de acceso a estos preparados sin lactosa, puede ser interesante la aplicación de lactasa en gotas o comprimidos.

INTOLERANCIA A LA LACTOSA REFERENCIAS  O WEBS DE INTERÉS

Síndrome de malabsorción (II). Intolerancia a la lactosa. A de los Santos Moreno et al. Medicine 11 serie. Enfermedades del aparato digestivo.  4:210-213. 2012

David C Dugdale. MedlinePlus. 2012

Into. a la lactosa

Blog Intolerancia a la lact.

Tolerancia cero