FIEBRE AMARILLA


La fiebre amarilla es una enfermedad vírica aguda, hemorrágica, transmitida por mosquitos (zancudos) infectados. El término "amarilla" alude a la ictericia que presentan algunos pacientes.

La fiebre amarilla es una enfermedad viral aguda, producida por un arbovirus del género Flavivirus, transmitido al hombre por la picadura de mosquitos (zancudos) del género Aedes (A. aegypti, A. Africanus).

El científico cubano Dr. Carlos J. Finlay descubrió el sistema de transmisión de la fiebre amarilla, siendo clave su aportación para el tratamiento de la misma.

FIEBRE AMARILLA. SÍNTOMAS

Los síntomas que da la fiebre amarilla  son:  fiebre, escalofríos, dolores musculares, vómitos y síntomas por algunas hemorragias. Su duración es breve y varía desde un cuadro similar a la gripe, hasta hepatitis severa y fiebre hemorrágica.

En zonas de jungla y boscosas los monos son el principal reservorio de la infección y los mosquitos la transmiten de mono a mono. Los mosquitos infectivos pueden picar a humanos que enetran en estas zonas. En las áreas urbanas la infección se transmite entre humanos a través de los mosquitos durante las epidemias de "fiebre amarilla urbana".

LUGARES DE RIESGO PARA LOS VIAJEROS

Solo existe en África subsahariana y en el área tropical de Centro y Sur de América, donde es endémica y de, forma muy intermitente, aparecen epidemias.

El riesgo de enfermedad y muerte por fiebre amarilla de un viajero no vacunado se estima en 1 de cada 1000 y de 1 de cada 5000 por mes, respectivamente. Estas estimaciones basadas sobre el riesgo de las poblaciones indígenas, pueden sobreestimar el riesgo de los viajeros. En general la fiebre amarilla raramente ha ocurrido entre viajeros y es muy poco frecuente la transmisión en zonas urbanas, excepto en el contexto de una epidemia.

La información referente a las áreas endémicas se publica anualmente en el Health Informatin for International Travels (CDC). Los datos sobre los paises que declaran casos de fiebre amarilla se publican quincenalmente en el Summary of Health Infromation for International Travelers (CDC) y semanalente en el Weekly Epidemiological Report.

VACUNA DE LA FIEBRE AMARILLA

La vacuna frente a la fiebre amarilla es la única que el Reglamento Sanitario Internacional mantiene como obligatoria, en ciertas circunstancias, para viajes internacionales.

Los paises que exigen la vacunación frente a la fiebre amarilla como requisito de entrada son: Benin, Burkina Faso, Camerún, Congo, Costa de Marfil, Gabón , Ghana, Guayana Francesa, Liberia, Mali, Mauritania; Niger, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Ruanda, Santo Tomé y Príncipe, Senegal y Togo. Para entrar en estos paises se exige un Certificado Internacional de Vacunación. Muchos paises exigen este certificado para viajeros que llegan de áreas infectadas o desde paises con áreaa infectadas o a aquellos que han estado en tránsito en estas áreas.

Ante la prescripción facultativa, la vacuna es faciltada por los Centros de Vacunación Internacional. Son centros designados para la vacunación que han requerido acreditación, autorización y publicación por la OMS. Tras la administración, se expide el Certificado Internacional de Vacunación que es según el RSI, el único que se puede exigir en el tráfico internacional de viajeros. El certificado es válido a partir del 10º día de la primovacunación (primera vacunación) y desde el día siguiente de la revacunación.

INDICACIONES DE LA VACUNA DE LA FIEBRE AMARILLA

Viajeros mayores de 9 meses que se desplacen o vivan en zonas endémicas (donde la enfermedad es crónica) o epidémicas ( donde ocurren epidemias de la enfermedad alguna vez)

Stamaril (Sanofi Pasteur MSD) se presenta como una ampolla de vacuna liofilizada, más una jeringuilla con 0,5 cc de diluyente. Se compone de un liofilizado de 1000 DL50/0,5 ml de un virus atenuado, cepa 17D, cultivado en embrión de pollo y diluyente. Cada dosis contien además 2 UI de neomicina y 5 UI de polimixina. Se administra una sola dosis (0,5 ml) por vía subcutanea. Su inmunogedicidad alcanza tasas de seroconversión de hasta el 99%. Se inicia a los 7- 10 dias y persiste como mínimo diez años. Los anticuerpos pueden persistir de 30 a 35 años o tal vez más.

producción de vacunas en embrión de pollo
El 2-5% de las vacunas desarrollan cefalea leve, dolores musculares y febrícula entre los 5 a 10 días siguientes a la vacunación. Las reacciones de hipersensibilidad retardada ( urticaria, exantema, asma) son raras y se producen principalmente en personas con historia de hipersensibilidad al huevo. Se ha descrito un reducido número de casos de encefalitis ( sobre todo en menores de 4 meses, que en general evolucionan sin secuelas) calculandose que las reacciones neurológicas graves se producen en 1.3 casos por 1,000,000 vacunados. Recientemente se ha alertado de un exceso de complicaciones neurológicas y sistémicas en mayores de 65 años, por lo que se debe de sopesar la indicación en estas personas. Se puede producir una enfermedad viscerotrópica asociada a la vacuna de la fiebre amarilla (YEL-AVD), en personas timectomizadas o con déficit funcional del timo.

Tienen las contraindicaciones generales de las vacunas de virus vivos que son: personas inmunodeprimidas, niños menores de 9 meses y sobre todo, en menores de cuatro meses (riesgo de encefalitis postvacunal) e historia de hipersensibilidad al huevo. No debe de administrarse a embarazadas aunque no se dispone de información específica sobre efectos adversos en el feto. En el caso de gestaciones de más de 6 meses y que deban de viajar a áreas de riesgo de exposición elevado, se recomienda la vacunación. En los casos en que esté contraindicada, debe de hacerse un certificado de exención, aunque no es una garantía de tránsito y puede no ser aceptado en algunos países. Se puede administrar con otras vacunas pero se recomienda separarla de vacunas de otros virus vivos al menos 4 semanas.