Faringitis

FARINGITIS

La faringitis consiste en la inflamación de los tejidos de la faringe, los cuales se ponen de color más rojo vivo de lo habitual.

A veces se inflaman también las amígdalas palatinas de la garganta y pueden dar lugar a las faringoamigdalitis

Cuáles son los Síntomas de la Faringitis

El síntoma principal que da la faringitis es el dolor de garganta, es característico el síntoma de dolor que incluso es el primero en aparecer.

De hecho, prácticamente la faringitis se asocia al dolor de garganta.

Las causas más frecuentes de dolor de garganta son las faringitis y las amigdalitis provocadas por virus y bacterias, es decir de causas infecciosas, pero hay otras circunstancias que pueden provocar dolor de garganta como son, aire seco, contaminación (sustancias químicas o irritantes que se encuentran en el aire), fumar o exposición al humo de forma pasiva, esfuerzos excesivos de la voz, cuando se habla en lugares donde haya ruido o ante público.

Así, aunque el dolor de garganta se suele dar siempre en las faringitis infecciosas, vemos que se dan otras causas de inflamación de la faringe (faringitis) y que por tanto dan dolor de garganta.

El segundo síntoma que suele aparecer es la sequedad de garganta, a veces dificultad para tragar hasta saliva.

No tiene nada que ver con las personas que padecen de sequedad crónica de boca y garganta ya que estas no suelen presentar el dolor

Fiebre, la fiebre es el siguiente síntoma de la faringitis, aunque no suele ser el principal, pues en muchos casos pasa casi desapercibida como unas décimas de fiebre, pero en otros casos la fiebre puede llegar a 40 ºC (104º F) depende fundamentalmente de la causa que la produce.

Hay síntomas y forma de presentación de los mismos que nos pueden ayudar a saber si la causa es vírica o bacteriana como los que se expresan en la tabla siguiente tomado de la revista Atención Primaria Volume 47, Issue 8, October 2015

Diferencias clínicas entre faringoamigdalitis viral y bacteriana

Características Viral

Edad 4 años y 45 años
Estacional Variable
Inicio Gradual
Síntomas Fiebre leve, dolor leve
Otros síntomas Tos, conjuntivitis, rinitis, mialgias, diarrea
Faringe Eritematosa. Exudado (65%)
Adenopatías Múltiples y pequeñas o ausentes

Característica Bacteriana

Edad 5-15 años
Estacional Invierno-primavera
Inicio Brusco
Síntomas Fiebre elevada, dolor importante
Otros síntomas Dolor de cabeza, náuseas, vómitos, exantema
Faringe Eritematosa Inflamación importante. Exudado (70%)
Adenopatías Aumento de tamaño . Dolorosas

Causas que provocan la Faringitis.

La faringitis se genera por causas infecciosas, la mayoría de las veces, siendo fundamentalmente por virus y por bacterias , aunque en menos ocasiones ( entre el 3 y el 30%)

Virus principales que provocan faringitis

Entre los principales virus que generan las faringitis podemos destacar el virus de la influenza, parainfluenza, adenovirus, virus cosackie y rinovirus.

Principales bacterias que provocan faringitis

Entre las bacterias las principales causas son el estreptococo betahemolítico, estreptococo pneuomoniae, haemophilus influenzae y estafilococo aureus.

Como anteriormente hemos dicho la contaminación del aire, humo del tabaco, aire seco o forzar la voz también son causas de faringitis, aunque menos frecuentes.

Como se diagnostica la faringitis

En primer lugar se registran los síntomas que presenta el paciente y posteriormente su médico con una exploración sencilla en la que se utiliza una fuente de luz o linterna y un depresor de lengua y en el que se puede ver cual es la situación de la faringe incluido, inflamación enrojecimiento, placas de pues en los casos que halla, mucosidad…
También se suele explorar la existencia de ganglios inflamados o no a nivel submaxilar, yugular u occipital.
En casos de larga duración y sospecha de causa infecciosa, fundamentalmente bacteriana, y que no cede a los antibióticos se puede pedir un frotis faríngeo para estudiar las causas de la infección.

Faringitis en los Niños

La faringitis en los niños no se distingue especialmente de las del adulto, pero si son más frecuente por la menor “memoria” de defensa del organismo frente a virus, así como por la existencia de otitis y amigdalitis y algo más posterior la presencia de sinusitis que hacen que las inflamaciones de la garganta sean muy frecuentes en ellos.

Duración de las Faringitis.

En cuanto al tiempo de la duración de la faringitis podemos distinguir dos tipos: la faringitis aguda que dura apenas unos días (3-4 días habitualmente) de la faringitis crónica que es más constante.
La faringitis aguda se produce en la mayoría de los casos por virus y bacterias
La faringitis crónica es la que se produce habitualmente por humo del tabaco, contaminantes, forzar la voz etc. y que suelen ser de muy larga evolución.

Prevención de la Faringitis

La prevención de la faringitis es muy importante y se trasmite fundamentalmente por las gotas de saliva de la boca y también por el contacto con las manos.

Por ello la forma más importante de prevenir la faringitis de tipo infeccioso es lavarse las manos con agua y jabón de forma frecuente y más si estamos en contacto con personas que la padecen en ese momento.

Existen soluciones hidroalcohólicas de venta libre que van en dispensadores de presión y son muy útiles para evitar contagios.

Tratamiento de la Faringitis o que Tomar para la faringitis

En este caso nos vamos a referir a las faringitis agudas que son las más habituales y en principio más fáciles de tratar en casa.

En primer lugar, la prevención como hablamos en el apartado anterior.

En segundo lugar, la hidratación adecuada también es importante con agua a temperatura natural.

La utilización de gargarismos con suero fisiológico o si no dispone de ello puede utilizar se pueden hacer gárgaras con agua y un poco de sal (una cucharilla del tamaño de las de azúcar, pero con sal, rasa, no colmada, por vaso de 250 centímetros cúbicos de agua, unas 7.5 onzas americanas de agua)

También se pueden usar analgésicos como el paracetamol en dosis de 650 mg cada 8 horas para una persona de 72 kg (Unas 158 libras) es correcto (siempre que no sea alérgico y no tenga contraindicación por parte de su médico para su uso).

O el uso del ibuprofeno en dosis de 400 mg cada 8 horas para personas de 72 Kg (unas 158 libras), igualmente que no sea alérgico al medicamente o tenga alguna contraindicación para su uso

En caso de faringitis bacterianas en las que no acaban de ceder los síntomas con los analgésicos y antinflamatorios se puede utilizar antibióticos, siempre que se demuestre la existencia de bacterias sensibles a los mismos.

Es ideal, con el fin de evitar resistencias a los antibióticos, consultar con su médico si se debe de utilizar algún antibiótico, que tipo de antibiótico se debe de usar y a que dosis en función del peso y otras circunstancias como otra medicación, función del riñón o del hígado, toma de anticoagulantes, etc….

Los más habituales de uso son las Penicilinas, entre las que se encuentran como más frecuentes de uso amoxicilinas, ampicilinas, cefalosporinas, y azitromicina (fundamentalmente para paciente alérgicos al grupo de las penicilinas).