¿Cómo funcionan los ojos de los bebés?


Los ojos de los bebes, como evoluciona el color de los ojos, parpadeos, reflejos, capacidad de visión y el tiempo que tarde en desarrollarse plenamente.

Los ojos de los bebes cuando nacen ya están completamente formados en cuanto a sus estructuras anatómicas, salvo una parte central de la retina que se llama fóvea que se desarrolla rápidamente, pero la funcionalidad del ojo necesita una maduracion de seis a ocho meses, a partir de esta edad la visión es prácticamente igual a un adulto.

El color de los ojos de los bebes es en principio azul grisaceo, lo que vemos del ojo con color es el iris, y este va evolucionando y tarda unos meses en adquirir su color definitivo. La melanina es la sustancia responsable de dar color al iris, al igual que a la piel y al pelo. En el recién nacido, las células productoras de melanina son todavía inmaduras y van produciendo melanina, es decir dándole color progresivamente a los ojos, a medida que el bebé va creciendo y las células van madurando. Por eso, en un recién nacido los ojos pueden ser azules pero a los seis meses ser negros.

En cuanto el color de los ojos es una propiedad genética pero no se puede considerar tan exacto como en otras sistemas no obstante en función del color de los ojos de los padres podemos tener en cuenta los siguiente:

  • Dos padres de ojos azules tienen más probabilidad de tener un hijo de ojos azules, pero esto no siempre sucede.
  • Dos padres de ojos café tienen más probabilidad (pero no está garantizado) de tener un hijo de ojos café.
  • Si usted nota que uno de los abuelos tiene ojos azules, las probabilidades de tener un bebé de ojos azules aumentan un poco.
  • Si uno de los padres tiene ojos café y el otro tiene ojos azules, las probabilidades son casi las mismas respecto al color de los ojos.
  • Si su hijo tiene un ojo café y un ojo azul, consúltelo con su médico; posiblemente tiene una rara condición genética llamada síndrome de Waardenburg.

El movimiento de los ojos de los bebes no van orientados a la vez, es decir, no son movimientos simétricos de ambos ojos. La fijación de la mirada comienza a finales del primer mes de vida y aunque son capaces de seguir objetos con la vista muy próximos y de colores intensos no es hasta  el primer trimestre que los ojos de los bebes son capaces de seguir de forma segura un objeto en movimiento dentro de su campo visual y se acompaña del desarrollo de los movimientos de la cabeza para acompañar al movimiento de los ojos.

Encontramos también que en muchos casos se encuentra una hipermetropía de dos o tres dioptrias en los ojos de los bebes que se corrige con el tiempo.

Los movimientos de parpadeo son escasos, al principio dos o tres por minuto y se mantienen escasos en la primera infancia llegando al máximo ya en los jóvenes de entre quince y veinte años donde llega a 19 por minuto, disminuyendo ya en la vida adulta. El cierre de los párpados es desigual y no simultaneo hasta el final del primer mes de vida donde ya se ve que son simétricos.

El cierre de los párpados por estímulos luminosos se aprecia ya desde el nacimiento pero el reflejo al acercar un objeto al ojo tarde unos meses en presentarse.

En cuanto a las lagrimas en los ojos de los bebes es típico y normal que el recién nacido llore sin lagrimas, puesto que sus glándulas lagrimales (sistema lagrimal) no ha madurado aún. A partir del primer mes (mas o menos entre las 4 y las 6 semanas de vida ) es cuando afloran las primeras lagrimas.